Menu

Casanare analiza problemática de la explotación petrolera y el campesinado

Comunicado a la Opinión Pública No. 03

Yopal 2 de Marzo de 2014

Nos hemos encontrado diferentes líderes y organizaciones de los departamentos de Casanare, Boyacá y Cundinamarca, dando continuidad al proceso que venimos adelantando a manera de alianza social y política desde hace algunos años. Somos herederos de un legado de luchas sociales y políticas dadas en décadas anteriores por la dignidad del pueblo en la región , frente a una política de saqueo a sangre y fuego sobre nuestros territorios patrocinada por el Estado Colombiano y dirigida por las Compañías multinacionales. En 1991, la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos—ANUC, con sus filiales en el departamento, los comités y líderes que le daban vida, advirtieron en un Foro Petrolero en Yopal acerca de los desastres sociales y ambientales que significaban estas políticas de saqueo y despojo para las comunidades. Hechos que tuvieron curso en los siguientes años, donde se vivió  además de los desastres sobre la vida de las comunidades, el desplazamiento y desaparición del movimiento social.

 

El Estado Colombiano continua impulsando  políticas de saqueo sobre nuestros territorios, ante lo cual, como comunidades organizadas, hemos concluido en este encuentro:

  • La política petrolera y minera desarrollada por el capital nacional e internacional y los proyectos extractivos en nuestros departamentos, sólo ha dejado para las comunidades una deuda ambiental, social y política, no reconocida por sus principales responsables, pero evidente en la reducción y sequía de nuestros ríos y sistemas de agua, en la productividad de la tierra, en los derrumbes, en la descomposición social y política, en la delincuencia y la violencia que se vive día a día en nuestros municipios y en las aberrantes violaciones a la vida y los derechos humanos. 
  • La legislación del Estado Colombiano, así como sus instituciones y agencias (Corporaciones Regionales, Autoridad Nacional de Licencias Ambientales—ANLA, Agencia Nacional de Hidrocarburos—ANH) son promotoras, y por lo visto hasta el momento están diseñadas para respaldar el despojo y saqueo sobre los campesinos, trabajadores y pobladores de esta región y del país. 
  • La legislación colombiana no reconoce la soberanía de las comunidades sobre los territorios, feriando los terrenos en la casi totalidad de los departamentos para la explotación de recursos por parte de estas compañías.

En un proceso de fortalecimiento de las comunidades organizadas de Boyacá, Casanare y Cundinamarca  y con la convicción de que hay que parar esta agresión,

Exigimos al Estado Colombiano:

1.Respeto de los ecosistemas estratégicos de la región, tales como: el páramo, la región de Pie de Monte Llanero y reservas hídricas de sabana.

2.Respeto de los territorios Indígenas y Campesinos y su auto determinación

3.Nacionalización y racionalización de la explotación petrolera

4.Suspensión de la exploración Sísmica y concesiones al nuevo método explotación denominado  Fracking; amenazas nefastas para la estabilidad bio-climática y social.

5.No MÁS explotación de nuevos campos de Hidrocarburos en la región.

6.Valoración y reparación de los daños ambientales, causados por la dinámica extractiva de las multinacionales.

7.Se investigue y se castigue los crímenes cometidos por las Multinacionales, en nuestro territorio por ello exigimos al Estado verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición

8.Respeto a las Movilizaciones Sociales y a los espacios naturales de organización comunitaria. Apoyamos en este sentido el desmonte del ESMAD  pues ha sido el que en los últimos 12 años viene ejerciendo represión y muerte en el campo y la ciudad.

9.Se reversen los Tratados de Libre Comercio firmados para la importación de alimentos e insumos agrícolas y pecuarios, pues atentan contra nuestra soberanía alimentaria y territorial.

Igualmente, como Movimiento social y popular en constante construcción y trabajo, nos comprometemos con el pueblo de Boyacá, Casanare y Cundinamarca a:

1.Aportar en la construcción de un Pliego Social unificado, que reúna todas nuestras preocupaciones y exigencias.

2.Impulsar y promover la Ley Orgánica de Hidrocarburos.

3.Llamar a nuestras comunidades a la movilización social en contra de la continuidad de la locomotora Minero Energética

4.Avanzar en la recuperación de la cultura agrícola y pecuaria como mecanismo de defensa y soberanía en nuestros territorios.

5.Continuar con la construcción y consolidación de espacios de diálogo, unidad y fortalecimiento de las organizaciones sociales de Boyacá, Casanare y Cundinamarca.

 

Firmamos con la dignidad, fortaleza y unidad que caracteriza al pueblo Colombiano, y saludamos fraternalmente a la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular. 

COSPACC- Corporación Social para la Asesoría y Capacitación Comunitaria, ASONALCA- Asociación Nacional de Campesinos José Antonio Galán Zorro – Seccional Boyacá- Casanare, ANJECO- Asociación Nacional de Jóvenes y Estudiantes – Seccional Boyacá- Casanare, Corporación QUINUA, USO-Unión Sindical Obrera –Seccional Arauca, USO – Seccional Tauramena, CCNPB- Corporación Claretiana Normán Pérez Bello, ASOCAMPROV LIBERTAD- Asociación de Campesinos de la Provincia de la Libertad, ASOVEC- Asociación de Veredas de Cunama, Vereda el Paraíso – Municipio de Aguazul, DEMOS Orinoquia, ORIC – Organización Regional Indígena de Casanare, Comité Cívico

 

 

Me Gusta

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar