Menu

Comunidades de Casanare frente a la industria petrolera

Yopal-Casanare, 30 de Noviembre de 2013

Comunicado 01 a la opinión pública 

Comunidades de Casanare frente a la industria petrolera 

Desde el año 2011 algunas comunidades campesinas, indígenas, urbanas y organizaciones sociales, nos hemos venido encontrando alrededor del tema de la defensa y cuidado de los territorios en el departamento. En estos espacios, hemos visto con preocupación los más de 70 contratos de exploración y explotación petrolera que sobre el departamento sigue negociando la Agencia Nacional de Hidrocarburos, cada uno con un promedio de 60.000 hectáreas asignadas. Equión, Ecopetrol y Petrobras en la zona del Piedemonte, y Pacific Rubiales hacia el oriente del departamento proyectan seguir lucrándose del negocio del petróleo con la progresiva compra de estos contratos de concesion. Ante esto, el gobierno nacional y sus instituciones ni siquiera se han tomado la molestia de respetar los procesos de consulta y discusión propios de las comunidades, sino que han venido imponiendo a la fuerza en la mayoría de los municipios el avance de estos proyectos.

En respuesta a estas políticas minero-energéticas promovidas por el Gobierno, las comunidades venimos organizándonos y movilizándonos. Así, en Trinidad se levantó la comunidad en contra del oleoducto bicentenario y la exploración sísmica; en las veredas de Nunchía en el 2011 se movilizo la población cuestionando las condiciones laborales que ofrecían las compañías; en Tauramena, se viene promoviendo la exigencia de realizar una consulta popular a la exploración sísmica; en las comunidades de Chámeza, Recetor y Aguazul se están pronunciando directamente en contra de la exploración sísmica; en El Morro cada año se levantan las protestas por el mismo tema y en Yopal seguimos protestando por el derecho al agua potable. 

De esta manera, al unir nuestras inconformidades y al unir nuestros deseos de defender y cuidar los territorios, las comunidades exigimos:

1. Es necesario el respeto a la vida, honra y libertad de quienes ejerciendo el legítimo derecho a la protesta en contra de estas imposiciones del gobierno y el negocio del petróleo para unos pocos, han sido detenidos o puedan serlo. En este sentido, pedimos al gobierno nacional expedir un decreto de Respeto a los dirigentes campesinos y populares de Casanare comprometidos en la movilización, y es necesario igualmente el respeto y cumplimiento de los acuerdos logrados en mesas anteriores de negociación con indígenas y otras comunidades del departamento.Recordamos y rechazamos el más reciente caso en la ciudad de Yopal el día 23 de Noviembre, cuando fueron detenidos algunos participantes de una movilización sobre estos mismos temas.

2. Suspensión de los contratos y proyectos de exploración sísmica.

3. No queremos la explotación de nuevos campos petroleros, ya que con los actuales se puede garantizar la satisfacción de la demanda energética de la nación.

4. Donde ya están andando los proyectos de explotación petrolera, exigimos:

* Respeto total a las decisiones de las comunidades como soberanas sobre sus territorios, por encima de las multinacionales del petróleo y  como productoras históricas del alimento de la nación.

* Respeto y promoción de los ecosistemas estratégicos, cuencas hídricas, páramos,  reservas naturales y forestales, fauna, flora y especies en vía de extinción como

bienes inalienables de las comunidades.

* Dar prioridad al cumplimiento de los derechos económicos, sociales y culturales  de las comunidades donde tienen presencia los proyectos. Lo que implica la

prestación de calidad y al total de la población de los servicios básicos como: agua potable, educación, salud, vivienda digna, gas gratuito, luz y transporte.

* Dar prioridad a los trabajadores de las zonas donde se desarrollan los proyectos.

Como movimiento social del Casanare, nos comprometemos a desarrollar procesos de capacitación alrededor de la industria del petróleo, donde las comunidades y en general conozcamos cómo es el negocio, quiénes participan, a dónde se van los recursos. Que permitan además la reconstrucción del tejido social que ha venido perdiéndose con el avance de estos proyectos.

Pensamos que este comunicado a la opinión pública, con un mínimo de exigencias al gobierno nacional debe seguir siendo enriquecido por todas la comunidades que estamos siendo afectadas por las políticas minero energéticas, que permiten la presencia de multinacionales que arrasan nuestros territorios, y la militarización de nuestros campos y ciudades al cuidado de estos sus proyectos.

Agradecemos a todas las comunidades comprometidas con la defensa y cuidado de la vida, e instamos a todos los habitantes y movimientos sociales del departamento y la nación a que nos organicemos y movilicemos en esta lucha por una política petrolera justa, soberana y respetuosa del medio ambiente.

Firman,

Comunidades y Organizaciones Sociales de Casanare

Trinidad; Nunchía, Morcote; Yopal, El Morro, La Niata, Guayaquito; Aguazul, Plan Brisas, Paraíso

Corporación Social Para la Asesoría y Capacitación Comunitaria – COSPACC

Asociación Nacional de Jóvenes y Estudiantes de Colombia- ANJECO- Seccional Boyacá Casanare

Asociación Casanareña de Jóvenes y Estudiantes – AJOCARE

Asociación Nacional Campesina “José Antonio Galán Zorro”- ASONALCA Seccional Boyacá

Observatorio de Derechos Humanos y Violencia Política de Boyacá y Casanare

Corporación Claretiana Norman Pérez Bello “Al servicio de la vida”

Organización Regional Indígena de Casanare ORIC

Me Gusta

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar