Menu

Declaración III Asamblea Departamental de la Asociación de Mujeres Unidas por Casanare

Yopal, Casanare, 19 de agosto de 2018

Las mujeres somos un claro ejemplo de lo que significa luchar, si caemos en el camino nos levantamos y seguimos adelante. No permitimos que las dificultades nos derroten, a pesar de lo que ocurra a nuestro alrededor con tesón y optimismo logramos nuestros sueños y luchas.

Hoy 19 de agosto de 2018, la Asociación de Mujeres Unidas por Casanare –ASMUC- nos reunimos con optimismo, esperanza y ganas de seguir luchando por defender nuestros derechos. Resaltamos que cada día somos más mujeres y hombres unidos por la transformación de un mundo justo y digno, por eso mujeres de diferentes municipios como Trinidad, Pore, Nunchia, Aguazul, Tauramena y Yopal, reunidas en la Manga de coleo Víctor Hugo P rieto de Yopal de Casanare declaramos que:

En la actualidad, las comunidades que habitamos en el departamento de Casanare nos enfrentamos a políticas estatales donde se evidencian el conflicto social, político, económico y cultural que atraviesan las clases populares, de allí que nuestra principal lucha sea la defensa y permanencia en el territorio y el derecho vivienda digna.

Nuestra lucha es con las mujeres y familias despojadas y oprimidas en la que confluimos por la defensa de nuestros derechos, por ello junto con nuestros hijos, esposos y demás familiares nos esforzamos diariamente por alcanzar una vida digna, en la que la salud, la vivienda, la educación sean integrales y respondan realmente a nuestras necesidades.

Como asociación de mujeres le apostamos a la formación, la movilización y la articulación con otros procesos organizativos en aras de recuperar las prácticas y saberes populares, sabemos que solo a través de la lucha generaremos cambios reales desde lo económico, social y político como mujeres y como clase popular.

Nos reafirmamos en nuestra posición de no parir hijos para la guerra, y acogemos el plan de vida del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia como un camino de transformación social.

Consideramos fundamental propender por una vida libre de violencias, denunciando cuando sea necesario, con cero tolerancias ante cualquier hecho que pueda presentarse.

Denunciamos y exigimos la defensa de la vida en especial a nuestras líderes

Por último, con la firme convicción de no descansar en nuestras luchas invitamos a las diferentes mujeres y organizaciones con ansias de aportar al proceso para seguir unidas, encontrándonos para fortalecernos mutuamente por el Casanare que queremos y necesitamos para nosotras y nuestras familias.

Mujer ejemplo de lucha construyendo vida digna
Somos mujeres, somos país, somos la lucha que hecha raíz

Me Gusta

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar