Menu

Declaración política comunidad páramo del Almorzadero 

Málaga, 21 de febrero de 2018

 

ORGANIZACIONES SOCIALES DEL CENTRO ORIENTE DE COLOMBIA

Declaración política comunidad páramo del Almorzadero 

 

Los habitantes del complejo de páramos del Almorzadero de los departamentos de Santander y Norte de Santander así como las comunidades de los municipios contiguos al complejo nos dimos cita hoy 21 de febrero de 2018 pasado un mes de firmada la delimitación del páramo del almorzadero, con el ánimo de manifestar públicamente nuestra inconformidad y rechazo absoluto del proceso y resolución que delimita el páramo del almorzadero; por lo anterior declaramos, que los estudios técnicos, sociales, ambientales y económicos realizados por el instituto Humboldt y las Corporaciones Regionales (CAS, CORPONOR, CDMB) que les compete no corresponden a la realidad de nuestro territorio y desconocieron en su totalidad a quienes habitamos el socio-ecosistema; el abandono estatal es tan marcado que no existe en las bases de datos nacionales un dato específico de cuantos habitantes, con sus características, tienen los páramos del país. Valga recordar que ni siquiera fuimos incluidos como campesinos en el censo nacional. El gobierno nacional ha sido incapaz de proponer un plan de manejo ambiental y social construido con las comunidades para las zonas que hoy declara protegidas. Históricamente las comunidades que habitamos el páramo hemos sido los protectores del territorio, aún sin supervisión y menos de apoyo estatal.

Nosotros los habitantes del páramo somos directamente afectados, porque con la ley 1753 en su artículo 173, las actividades económicas, culturales y sociales, relacionadas con el sector agropecuario, de los municipios ubicados en zona de páramo tienden a desaparecer. Las provincias de García Rovira y Pamplona de los departamentos de Santander y Norte de Santander están entre las principales despensas agrícolas del oriente colombiano, nuestra producción surte de alimentos a Pamplona, Cúcuta, Bucaramanga, otras provincias cercanas y a algunas ciudades de la costa atlántica y centro del país. Estamos de acuerdo con la protección del páramo, de los bienes de la naturaleza y los ecosistemas, pero con mayor razón debemos defender sus habitantes, fortalecer nuestro arraigo cultural y garantizar nuestra permanencia en el territorio en condiciones de vida digna.

Por lo anterior rechazamos.

  • La resolución firmada el 20 de enero de 2018 por la cual se delimita el páramo del almorzadero.
  • Los planes del Ministerio de Ambiente y del Gobierno Nacional respecto a la sustitución y reconversión de actividades agrícolas y pecuarias en áreas protegidas.
  • Los planes de ordenamiento territorial que excluyen a los campesinos que habitamos y producimos en el páramo.
  • La prohibición de actividades agropecuarias en las zonas delimitadas como páramo según plantea la ley 1753 en su artículo 173.
  • Los estudios técnicos y socioeconómicos realizados por las Corporaciones Ambientales Regionales (CAS, CDMB, CORPONOR), que sirvieron como fundamento para la delimitación del páramo del Almorzadero.
  • La no existencia de un plan de manejo ambiental, social y económico para los páramos construido con las comunidades.
  • El desplazamiento forzado que se generará a causa del proceso de delimitación por parte del estado.
  • El desarraigo sociocultural de los pobladores de esta región, que se presentará en consecuencia del proceso de delimitación.
  • La afectación de la economía de nuestras provincias. (lecherías, supermercados, carnicerías, transporte, entre otros) teniendo en cuenta que la agricultura es la principal fuente de empleo en estos municipios.
  • La vulneración a los derechos fundamentales de las comunidades que habitamos el páramo.
  • El abandono del Estado a estos territorios.
  • El no reconocimiento del campesinado como sujeto político social de derechos, ni de su territorialidad.
  • La negativa de las entidades financieras a dar créditos y demás formas de financiación para las actividades agropecuarias en zonas protegidas.
  • La prohibición práctica de acceder a proyectos productivos estatales a los campesinos y campesinas de las áreas delimitadas como páramo.

Fundamentados en lo anterior, exigimos:

  • Revocatoria de la resolución que delimita el páramo del almorzadero, firmada el 20 de enero del 2018.
  • La modificación del artículo 173 de la ley 1753 del 2015 ​ en lo que a prohibición de actividades agropecuarias se refiere.
  • La instalación de una mesa nacional de negociación entre campesinos de páramo, organizaciones representativas de los campesinos de páramo y comunales de páramos para crear una política pública concertada y eficiente de los campesinos y campesinas en estas áreas.
  • Construcción de un plan de manejo ambiental, social y económico para las comunidades que habitan los ecosistemas estratégicos.
  • Reconocimiento político del campesino como sujeto político social de derechos.
  • Garantía para permanecer, producir y vivir dignamente en nuestro territorio.
  • Reconocimiento público por parte del gobierno y las corporaciones ambientales regionales por el daño ambiental causado por las malas prácticas impuestas a través de programas estatales (cultivo de pino, eucalipto, retamo trepador, y demás especies invasoras introducidas).
  • Que se repare económicamente a las comunidades afectadas por los programas anteriormente mencionados, y ecológicamente a los ecosistemas afectados.
  • Una política nacional de impulso y financiación de proyectos productivos agropecuarios para comunidades campesinas y étnicas del páramo, que busque la superación de una producción basada en los agro tóxicos.
  • La creación, reconocimiento, legalización y financiación de las guardias campesinas de páramos, como legítimas cuidadoras, vigilantes y protectoras del complejo de páramos.
  • Hacer efectiva y pública la prohibición de la actividad minera, y exigir la derogación de las 32 concesiones mineras en el páramo del Almorzadero.

Convocamos al gobierno nacional para que atienda las demandas de los habitantes de los páramos, y se comprometa de manera seria a resolver las exigencias y demás peticiones de las comunidades afectadas por lo anteriormente expuesto. Invitamos a que los escenarios con las comunidades no se queden en lo retorico, sino por el contrario se busque alternativas que beneficie a los ecosistemas y las comunidades que hacemos parte de él. La comunidad del páramo del Almorzadero junto con las demás comunidades habitantes de páramos del país planteamos esta problemática y exigencias, y estamos dispuestos a buscar salidas colectivas. Apelaremos a todas las instancias y acciones legales y legítimas en defensa de los intereses del campesinado, la defensa y permanencia en el territorio, el equilibrio dinámico con nuestros ecosistemas, el derecho al trabajo, la soberanía alimentaria y la vida digna.

 

¡No hay páramo sin campesino! Permanecer, proteger, producir y defender

Por territorio y vida digna

“Unidad y Lucha”

ASOCIACIÓN NACIONAL CAMPESINA JOSE ANTONIO GALÁN ZORRO – ASONALCA
FUNDACIÓN DE DERECHOS HUMANOS JOEL SIERRA SANTANDER
ASOCIACIÓN NACIONAL DE JÓVENES Y ESTUDIANTES DE COLOMBIA – ANJECO
ASOCIACIÓN NACIONAL DE MUJERES UNIDAS POR LOS SANTANDERES – ANMUSAN
ASOCIACIÓN PARA EL MANEJO SOSTENIBLE DEL MEDIO AMBIENTE - AMASOMA
SECRETARIA DE DERECHOS HUMANOS FEDERACIÓN DE SANTANDER
JUNTAS DE ACCIÓN COMUNAL

Me Gusta

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar