Menu

La crisis del agua en Casanare: otra forma de atentar contra la vida

Comunicado 04 a la opinión pública

La crisis del agua en Casanare: otra forma de atentar contra la vida.

Todas y todos, tenemos la responsabilidad histórica de ver y actuar ante el deterioro ambiental de la explotación y saqueo petrolero en el departamento de Casanare. Aunque las sequías son un fenómeno cíclico en los llanos, la resequedad excesiva del suelo solo es consecuencia de más de dos décadas de exploración sísmica y explotación petrolera en el departamento. Por una parte, las sísmicas, que no son otra cosa que un sistema de explosiones en el subsuelo, generan grietas subterráneas que profundizan el curso normal de las aguas superficiales, a tal punto que se ve cómo se secan las cañadas, humedales, esteros, ríos y quebradas que servían de despensa a los pobladores en las diferentes partes de la región en tiempos de verano. Por otra parte, la explotación de petróleo, que se realiza por medio de un sistema de inyección hídrica, compromete en la extracción de un barril de petróleo alrededor de 15 barriles de agua, como bien lo han señalado ingenieros de petróleo y trabajadores de la industria.

 

Actualmente, el país necesita para su sostenimiento energético alrededor de 300.000 barriles diarios de crudo, sin embargo, se producen más de 1’000.000 (un millón) de barriles diarios de los cuales más del 70% de los barriles producidos, salen de Arauca, Casanare y Meta, favoreciendo el negocio de las multinacionales y los políticos nacionales en el peor contrato de explotación  de hidrocarburos para el Estado que existe en América Latina. En la Orinoquía, región que contiene el 40% de las reservas de agua subterranea en el país, se consumen a diario alrededor de 15’000.000 (quince millones) de barriles de agua por la actividad petrolera.

Responsabilizamos al estado colombiano: a los legisladores, al ministerio del medio ambiente, a las corporaciones autónomas regionales, en este caso a Corporinoquia, a las castas politiqueras nacionales y regionales; como promotores del impulso de una política para el saqueo indiscriminado de los recursos naturales. ¿Cómo se repara el daño de la sísmica y la explotación petrolera? El Estado Colombiano y las Compañías petroleras deben responder no solo por la actual crisis de la sequía; También por el exterminio del movimiento social, la deuda ambiental y social que han venido dejando a su paso por la región durante los últimos 30 años.

Por esto, nos corresponde como campesinos, estudiantes, maestros, trabajadores, mujeres, indígenas y víctimas en general a entrar en movilización permanente en defensa del agua, elemento fundamental para la vida de todos, hasta que no se rectifique la política nacional minero energética y sea reconocido nuestro legítimo derecho a ser soberanos en nuestros territorios.

Organizaciones Sociales de Casanare, Boyacá y Cundinamarca

Corporación social para la asesoría y Capacitación Comunitaria COSPACC

Asociación Nacional Campesina José Antonio Galán Zorro Asonalca Boyacá-Casanare

Asociación de jóvenes de Casanare AJOCARE

Corporación Claretiana Norman Pérez Bello

Organización Regional Indígena de Casanare ORIC

Movimiento Juvenil y Popular Quinua

Me Gusta

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar