Menu

Las políticas violentas y absurdas del Estado, solo nos deja el camino de la movilización

CONGRESO DE LOS PUEBLOS CAPÍTULO CASANARE

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

 

Casanare, octubre 12 de 2017

Extendemos un caluroso saludo a todos los habitantes del departamento de Casanare.

Con preocupación, hemos visto cómo los gobiernos han alternado entre una política absurda, violenta y desconocedora de los derechos humanos, y una política de engaños, compromisos incumplidos y pactos irrespetados frente a las exigencias de la población. Sucede con las consultas populares, cuya legislación pretenden ahora modificar en acomodo a las compañías petroleras, y como está sucediendo con la Consulta Popular de Tauramena en contra de la industria en zonas de recarga hídrica, que ahora pretenden desconocer. Exigimos que se respeten las consultas populares contra la industria minero energética y que se respete en especial la decisión soberana del pueblo de Tauramena en 2013, cuando se manifestó en contra de la explotación de hidrocarburos en la zonas que le abastecen de agua.

Sucede también con los procesos de judicialización, persecución y señalamientos que hemos venido denunciando en el departamento en la mesa de derechos humanos, ante los cuales ha faltado mayor compromiso de parte de las instituciones presentes para adelantar con eficacia las investigaciones necesarias. Por si fuera poco, los Gobiernos avanzan una política de expropiación de tierras sobre campesinos e indígenas en favor de las multinacionales, que toma forma en leyes como la ley ZIDRES (Zonas de Interés para el Desarrollo Rural Económico y Social) y la política petrolera y minero energética, dejando a su paso una deuda social y ambiental sobre la Orinoquía aún no compensada.

Asimismo, la extrema dependencia de la economía petrolera nos tiene a trabajadores y trabajadoras en una crisis social que agrava el ya precario sistema de salud con el que contamos en el país y el departamento. En los barrios y asentamientos humanos a diario convivimos con la falta de trabajo y con la muerte por inasistencia de un sistema de salud que nos excluye por no tener cómo pagarlo.

La infraestructura vial del departamento es un buen reflejo de nuestra situación. Puentes a medio construir, calles oscuras, llenas de huecos y sin señalizar que constituyen un peligro para quienes las transitamos, puentes caídos con arreglos temporales.

Sin embargo, con todas estas necesidades, los mismos políticos clientelistas de siempre negocian y juegan. Juegan con el hambre y el trabajo de un pueblo que ya está indignado. A este juego de cada cuatro años no puede llamársele democracia. Por eso nos organizamos en asociaciones, mandatos, y mingas, y pusimos nuestra propuesta en la jornada de movilización de 2014 y 2016.

En el año 2016, nos movilizamos durante 16 días hasta que fuimos atendidos por el Gobernador de Casanare. Solicitábamos solución a estos problemas, y principalmente solicitábamos interlocutar con la Gobernación en una mesa departamental para avanzar soluciones conjuntas y reconocer el pliego que como organizaciones sociales hemos venido construyendo y sobre el cual trabajamos a diario. Sin embargo, hemos sido desconocidos a pesar de los múltiples compromisos por parte de la Gobernación. Por ello, hoy exigimos cumplimiento y la instauración de la mesa de interlocución con la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular y su pliego de ocho puntos.

En Casanare, estamos solicitando la apertura de la mesa con las organizaciones sociales de la minga, para trabajar sobre los siguientes puntos:

  1. Política de tierras y territorio: Se requiere reconocer las propuestas que tenemos campesinos e indígenas sobre la tierra y el territorio. Estamos proponiendo la ampliación de los territorios indígenas y el reconocimiento de territorios campesinos agroalimentarios, ambas propuestas para el cuidado de la naturaleza y la producción de alimentos limpios. Igualmente, las tierras municipales deben ser destinadas para vivienda para la población que no tiene las condiciones para su acceso, y en el departamento es urgente distribuir los terrenos ilegales y despojados por grupos armados.
  2. Ambiental y minero energético: La política minero energética debe ser consultada con las comunidades, en vez de ser impuesta por la Agencia Nacional de Hidrocarburos y respaldadas por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales. Debe aumentarse la renta sobre los hidrocarburos, se debe rescatar una empresa nacional de hidrocarburos y los beneficios de esta actividad deben verse en los precios de los combustibles y por esta vía de los alimentos. Estas y otras propuestas las hemos trabajado con la Unión Sindical Obrera en la Propuesta de Ley Orgánica de Hidrocarburos.
  3. Derechos Sociales: Salud, vivienda, educación y servicios públicos. Se trata de bienes que en este momento son negados para el conjunto de la población y son utilizados como mercancías a las que tienen acceso sólo quienes puedan pagar. La discusión de estos temas requiere un trabajo articulado en el cual deben tener amplia participación sindicatos y organizaciones sociales. En los municipios y el mismo Yopal, es necesario ampliar la red de servicios públicos a las zonas rurales.
  4. Infraestructura: Es urgente un plan de infraestructura para el departamento en el cual se consoliden diferentes alternativas para conectar el departamento con el resto del país. La vía Socha-La cabuya, la vía Labranzagrande, la vía Aguazul-Sogamoso y los diferentes puentes. La infraestructura no puede pagarse con el bolsillo de los trabajadores a través de los peajes, sino que debe salir de la inversión de los más ricos.
  5. Productividad, industria y trabajo: Estamos proponiendo una política de fortalecimiento a la economía campesina a través de la industrialización planificada, en coordinación con las organizaciones sociales, como alternativa a la crisis productiva del departamento. Igualmente, es necesario fortalecer la educación y la investigación para avanzar alternativas económicas a largo plazo.
  6. Derechos humanos, garantías y democracia: Deben ser reconocidas y respetadas las consultas populares que viene avanzando el departamento. Igualmente, debe respetarse la vida y honra de los líderes sociales, investigando los crímenes que se han cometido como el asesinato de Daniel Abril Fuentes, y las apariciones de grupos armados en los asentamientos humanos con actitudes amenazantes.

Por estos 6 puntos estamos solicitando una mesa departamental con las organizaciones de la Minga Agraria, Campesina, Étnica y Popular en Casanare, que venimos solicitando desde hace más de dos años. Invitamos a todos a apoyar esta lucha, y a prepararnos para organizarnos y movilizarnos por el país que queremos.

POR LA DEFENSA Y LA PERMANENCIA EN EL TERRITORIO… UNIDAD Y LUCHA!

CONGRESO DE LOS PUEBLOS-CAPÍTULO CASANARE

Me Gusta

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar