Menu

Trabajo digno, cumplimiento de los acuerdos y respeto al medio ambiente las exigencias de las comunidades

Yopal – Casanare, marzo 01 de 2018

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

Nuevamente se han sentido en los departamentos de Arauca, Casanare y Meta las diferentes movilizaciones de las comunidades por reivindicaciones y exigencias frente a las empresas petrolera. Además de las propuestas de consultas populares que se adelantan en algunos municipios de estos departamentos, comunidades como las de Castilla, en el Meta, la de Casarare y su pliego ante CEPSA en Trinidad, las de las veredas de San Luis ante el bloque CUBIRO, y los obreros en TAURAMENA y CUPIAGUA  entre otras, vienen expresando en el departamento y la región su descontento ante el avance autoritario de la política petrolera en el país.

La reacción no se ha hecho esperar. Las empresas petroleras en vez de cumplir con antiguos acuerdos, y generar abiertos espacios de diálogo con las comunidades sobre la base de la confianza, las compañías insisten en criminalizar la protesta, como estrategia para imponer sus condiciones a costa del saqueo a los territorios y a los trabajadores. De esta forma, recientemente se han señalado las protestas de Castilla, de San Luis de Palenque y de Trinidad, como manifestaciones ‘infiltradas’ por la insurgencia o grupos al margen de la ley.

Como organizaciones sociales, vemos con preocupación este tipo de señalamientos, nada nuevo como estrategia de las compañías petroleras sobre las comunidades para imponer su voluntad. En especial, si tenemos en cuenta la recrudecida situación de asesinatos a líderes sociales en la que se encuentra el país, y el crecimiento de las acciones de intimidación y amenazas relacionadas con grupos paramilitares en la región.

Por ello, manifestamos nuestro rechazo categórico a las estrategias de judicialización, señalamientos y amenazas que utilizan las compañías contra los líderes sociales que se manifiestan en la región para cambiar las condiciones de una política de saqueo de nuestros recursos en el país. Las hacemos responsables de los actos que puedan sufrir los líderes sociales en su contra, por causa de señalamientos irresponsables que han hecho en diferentes medios de comunicación Las petroleras no actúan solas, actúan en contubernio con el estado y con el apoyo de este por lo tanto también responsabilizamos al estado por lo que le pueda pasar a las comunidades y hacemos un llamado que antes de estigmatizar las reprimirlas se tome cartas en el asunto para que haya entendimiento con las comunidades donde se desarrolla la actividad petrolera

Igualmente, aprovechamos para invitar al pueblo de la Orinoquía, a continuar organizándonos para reclamar nuestros derechos. Es momento de cambiar la política minera y petrolera en el país. No puede ser que los colombianos paguemos una de las gasolinas más caras del mundo, a través del transporte de alimentos y demás, mientras a las compañías petroleras les entregan contratos con todo tipo de beneficios que no dejan ningún resultado positivo en las comunidades. Otra política petrolera es posible, respetuosa de la naturaleza y de las decisiones de las comunidades, acorde con las necesidades de la población y no de las multinacionales, con precios justos y con condiciones de trabajo dignas.

¡POR UNA COLOMBIA LIBRE Y SOBERANA, UNIDAD Y LUCHA!

UNIÓN SINDICAL OBRERA SUBDIRECTIVA TAURAMENA
 ASOCIACIÓN NACIONAL CAMPESINA JOSÉ ANTONIO GALÁN ZORRO-SECCIONAL CASANARE
 ASOCIACIÓN NACIONAL DE JÓVENES Y ESTUDIANTES DE COLOMBIA
 CORPORACIÓN SOCIAL PARA LA ASESORÍA Y CAPACITACIÓN COMUNITARIA - COSPACC

 

 

Me Gusta

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar