Menu

Los lujos de los ricos los pagamos los trabajadores… Nuestra respuesta es la movilización

A solo dos años de una de las reformas tributarias más agresivas con el bolsillo de los trabajadores, aquella que subió el IVA al 19% y puso a tributar diferentes servicios de los que depende el rebusque de más del 60% de la población colombiana, los candidatos de la oligarquía proponen nuevas reformas que amenazan con apretar aún más nuestras condiciones de vida. Ante la crisis, las jornadas de movilización e indignación año tras año van aumentando y este 2018 no es la excepción.

Luego del gran Encuentro Nacional de Estudiantes de Educación Superior (ENEES) realizado en la ciudad de Bogotá en el mes de marzo, los estudiantes se trazan una ruta para exigir al gobierno nacional financiación, autonomía, democracia y bienestar universitario en cada uno de los centros educativos, que  garanticen unos mínimos para acceder a una educación digna y de calidad al servicio del pueblo colombiano. La UPTC en Tunja, Duitama y Sogamoso realizó asambleas multi estamentarias (Trabajadores, profesores y estudiantes), jornadas culturales y de construcción de exigencias para la movilización de este 25 de abril en contra de programas como “Ser Pilo Paga”, que entrega los recursos de la educación pública a instituciones privadas, la financiación contingente al ingreso y la condonación de deudas con el ICETEX además de acabarlo. Porque la educación pública agoniza hoy, las clases son en las calles.

En los colegios el panorama no es muy alentador, ya que muchos de ellos no cuentan con una canasta educativa mínima, contratación docente completa, ni infraestructura adecuada, que en muchos casos se encuentra al borde del colapso. Hoy 25 de Abril estudiantes secundaristas de diferentes ciudades se encuentran en las calles para visibilizar las problemáticas que los aquejan y exigir garantías a los gobiernos departamentales y nacionales.

El pueblo Tunjano desde finales de 2017 se viene organizando y movilizando por el exagerado aumento del cobro del predial (casos en donde el aumento es hasta el 300%) y el alto costo de los servicios públicos en toda la ciudad y hoy 25 de Abril comienza “El Gran Paro Cívico” en donde la comunidad, jóvenes, JAC’s, y estudiantes salen a  las calles para hacerse escuchar, pues la administración municipal y el gobierno no han dado respuestas a las acciones legales adelantadas. Por si fuera poco, Tunja vende la gasolina más cara de todo el país superando el cobro de $9100 por galón (a pesar de que cuenta con pozos de extracción petrolera en el departamento), lo que eleva también el costo de transporte de pasajeros y de alimentos. Además, son pocos los municipios que tienen una tarifa exclusiva para estudiantes, la atención hospitalaria no es oportuna, largas filas para pedir una cita médica que es asignada hasta varios meses después, infraestructuras que se caen como el caso del hospital San Rafael en noviembre de 2017 que involucró la muerte de 2 personas.

La supuesta falta de presupuesto con la que justifican todo, no tiene sentido si se revisan las gabelas y coimas que este Estado le ha otorgado a bancos y multinacionales mineras y petroleras, que sin embargo no son suficientes para que la clase política deje de robar los recursos de todos. Mientras tanto, Boyacá tiene altas cifras de muerte de niños por desnutrición, un gran índice de desempleo, pese a un aumento del presupuesto para fuerza pública, contando con la Metropolitana de la ciudad y el ESMAD que seguramente encontraremos en las calles reprimiendo las justas manifestaciones que se desarrollan.

Por eso, como Congreso de los Pueblos, manifestamos públicamente nuestro apoyo a las justas exigencias que adelanta el pueblo boyacense, nos sumamos a las jornadas de movilización, e invitamos para continuar organizándonos, conscientes de que los cambios sociales que necesita el país requieren un movimiento social unificado dispuesto a promoverlos y defenderlos en las calles.

¡POR UNA COLOMBIA LIBRE Y SOBERANA, UNIDAD Y LUCHA!
CONGRESO DE LOS PUEBLOS, CAPÍTULO BOYACÁ